Trenza de pan con semillas de amapola








Ingredientes


2 tazas de harina blanca
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de leche desnatada en polvo
1 1/2 cucharadas de azúcar extrafina
1 cucharadita de levadura seca activa
3/4 taza de agua templada
2 cucharadas de aceite vegetal
5 cucharadas de semillas de amapola

Cobertura:
1 yema de huevo
1 cucharada de leche
1 cucharada de azúcar extrafina
2 cucharadas de semillas de amapola




Preparación


Tamizamos la harina y la sal en un cuenco e incorporamos la leche, el azúcar y la levadura. Hacemos un hueco en el centro y vertemos el agua tibia y el aceite. Removemos con una cuchara de madera hasta que la masa empiece a tener consistencia. Añadimos las semillas de amapola y trabajamos la masa con las manos hasta que se separe de las paredes del cuenco. Volcamos sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina y la trabajamos durante unos 10 minutos más, hasta que quede homogénea y elástica.

Untamos un cuenco con aceite. Hacemos una bola con la masa, la ponemos en el cuenco y tapamos con un paño húmedo. Dejamos subir la masa en un lugar cálido durante una hora, hasta que doble su volumen.

Untamos una bandeja con aceite y volcamos la masa sobre una superficie espolvoreada con un poco de harina, apretamos con el puño y la trabajamos de un a dos minutos. Dividimos la masa en tres porciones iguales y damos forma de tiras de 25 a 30 cm de longitud. Colocamos las tiras una junta a la otra y las unimos por uno de los extremos. Trenzamos la masa y con cuidado la ponemos sobre una bandeja. La tapamos con un paño húmedo y la dejamos reposar en un lugar cálido 30 minutos.

Precalentamos el horno a 200ºC. Para preparar la cobertura, batimos la yema con la leche y el azúcar. Pintamos la masa con el glaseado y espolvoreamos con las semillas de amapola. Horneamos de 30 a 35 minutos, hasta que se dore. La sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica.





Quizá también te interese...