Red Velvet Cake



Receta para 8 persona/s
Receta de dificultad media
Fuente: Instagram: Los pasteles de Anabel





Ingredientes

- 280 gr de harina
- ½ cucharadita de sal
- 15 gr de cacao en polvo valor
- 113 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 340 gr de azúcar
- 2 huevos grandes
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 240 ml de buttermilk
- 2 cucharadas de colorante rojo
- 1 cucharadita de vinagre blanco
- 1 cucharadita de bicarbonato

- Crema de queso (frosting)
- 360ml de nata para montar
- 227 gr de queso crema a temperatura ambiente
- 227 gr de extracto de vainilla
- 115 gr de azúcar glass tamizada





Preparación

Ya se acerca el día de los enamorados! Si queréis sorprender a vuestra pareja, que mejor que con una Red Velvet Cake o Pastel de terciopelo rojo.
Eso si! El amor hay que celebrarlo todos los días, no solo un día al año.
Empezamos!

En primer lugar precalentamos el horno a 175º C y engrasamos un molde redondo de 23 cm.
Tamizamos la harina, la sal y el cacao y reservamos.
Batimos la mantequilla hasta que este suave y añadimos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que esté todo bien integrado. Una vez lo tenemos, añadimos los huevos de uno en uno, batiendo bien después de cada uno, el extracto de vainilla y seguimos batiendo hasta que se mezcle bien.
Ahora mezclamos el buttermilk con el colorante rojo. Vamos mezclando alternativamente la mezcla de harina y mantequilla a la mezcla que tenemos preparada de buttermilk, en tres veces y terminando por la harina.
En un bol pequeño mezclamos el vinagre y el bicarbonato y agregamos a la masa del pastel.
Volcamos la mezcla en un molde y alisamos la parte de arriba.
Horneamos durante unos 25-30 minutos, hasta que esté hecho. Para comprobarlo, pincharemos el bizcocho con un palillo, si este sale limpio, es que ya esta listo.
Dejamos enfriar el bizcocho, lo delmoldamos y lo ponemos en una rejilla. Una vez frío, lo metemos en la nevera durante unas horas.
Para hacer el frosting, batimos el queso crema y el queso mascarpone hasta que quede una mezcla suave. Añadimos la vainilla y el azúcar glass y continuamos batiendo hasta que este todo bien integrado.
En otro bol, montamos la nata y mezclamos con movimientos envolventes y con cuidado a la mezcla de los quesos.
Para montar el pastel, lo cortamos por la mitad, horizontalmente. Los podemos partir por la mitad y hacer dos partes, o bien, si os atrevéis, podéis hacer más capas.
En cada capa del bizcocho extendemos un poco del frosting y vamos colocando las capas. Una vez hecho, untamos los lados del pastel y la parte superior hasta que quede bien cubierto.
En este punto, ya podemos decorar el pastel a nuestro gusto. En mi caso, al ser la primera vez que lo hacía, para que no se viesen demasiado las imperfecciones de la cobertura de queso, le he puesto migas del mismo bizcocho y ha quedado algo más disimulado.






Compártelo:
Comparte por whatsapp Comparte por twitter Comparte por facebook Comparte en Pinterest





Más recetas interesantes

Este sitio web utiliza cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios y analizar sus hábitos de navegación.


Aceptar